Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

Llegan los routers 5G, ¿acabará el 5G con las conexiones Wi-Fi?

4 min

La mayoría de analistas consideran que ambas conectividades van a convivir mucho tiempo, pero es una realidad que el 5G le comerá terreno al Wi-Fi


Es una realidad, el 5G va adentrándose en nuestras vidas, con un despliegue planificado con dos fases en el que los teléfonos móviles serán los iniciales protagonistas. Pero la nueva generación de conectividad llega para ofrecer datos a todo tipo de dispositivos, estáticos y en movilidad.

Es tal la cantidad de información que es capaz de transmitir esta nueva tecnología, con tanta estabilidad, que se postula en el futuro como una alternativa al WiFi para ofrecer conectividad a otros dispositivos. Por esto se están empezando a ofrecer los primeros routers 5G.

Las ventajas de un router 5G

Hablamos de routers que reciben la información de las redes 5G y las distribuyen en zonas como puede ser una casa o una oficina. No debemos confundir con los routers con capacidad de trabajar en la banda de los 5GHz, que es una banda alternativa para funcionar con los dispositivos que se van a conectar a él, y ya llevan muchos años entre nosotros.

Netgear-5G-mobilny-router-Nighthawk-M5-MR5200

Inicialmente no podemos verlos como una solución robusta para competir con routers de gran calidad, ya que son simplemente dispositivos que reciben la conectividad 5G y la distribuyen entre los gadgets que estén conectados a él. Un router “tradicional” sabe gestionar esta operación con mucha más destreza, están diseñados para eso.

Lo que sí vamos a ganar es en limpieza, gracias a una instalación de un router que no tiene cables a la red física, tampoco hacia los dispositivos que se van a conectar. Vale, esto lo podemos hacer ahora mismo con un router 4G, pero la diferencia de velocidad y estabilidad no son comparables.

Otra gran ventaja es que nos podemos llevar la red a cualquier sitio donde tengamos la conectividad disponible: poder montar en dos segundos la oficina en otra localización o irnos a la casa de vacaciones con todas las garantías en conectividad.

1583322057_archive_2020_Marzo_PORTADA_mejores_moviles_5G_rz1250

Hablando de movernos, ¿qué pasa si al punto que vamos no tenemos fibra óptica? Seguro que a algunos se os ha presentado esta situación, que con una conectividad sin cables como el 5G se va a solucionar de forma más rápida. Será la forma de tener banda ancha en lugares sin instalación de redes físicas.

Así son los routers 5G

Aunque no estén todavía muy implantados, por lo que es difícil verlos en persona, los routers 5G de grandes compañías son una realidad, aquí os enseñamos algunos ejemplos llegados de especialistas como Huawei, Netgear, HTC, D-Link, ZTE o TP-Link.

Son dispositivos de última generación, por lo que cuentan con nuevas tecnologías como WiFi 6, con capacidad para alimentar de datos a más de diez dispositivos, pantallas de control para hacer las gestiones más sencillas, incluso formatos portátiles al incluir una batería:

router

El principal problema de estos dispositivos 5G es la compatibilidad con las dos fases 5G que se tienen que implantar. La mayoría están preparados para la primera, 5G NSA, con velocidades de 2,33Gbps y latencias de 1ms. Que en algunos casos es 8 veces la velocidad del 4G+ y 15 veces la velocidad del 4G estándar, pero bastante inferior a lo que nos espera con el 5G completo.

Estos routers 5G ya los hemos vivido de alguna manera con el 4G, y no debemos olvidar que los teléfonos móviles 5G serán capaces de crear puntos de acceso para otros dispositivos.

En diez años, ¿adiós a las redes Wi-Fi?

Cuando aparece una tecnología tan disruptiva como es la conectividad 5G, no solo pensamos en las mejoras que reporta con respecto a lo que tenemos ahora, también hay quien llega a ponerse en la situación de que la conectividad abarca un lugar en el mercado mucho mayor, por lo que va a comerse otro tipo de conectividades.

Apuntamos directamente a nuestras queridas redes Wi-Fi, con las que convivimos de una forma tan normal que nos parecía raro que desaparecieran.

photo-1516044734145-07ca8eef8731

Entre los argumentos de la primera corriente tenemos a los que nos adelantan que cada vez habrá más dispositivos conectados: el internet de las cosas. Cuanto más cacharros online, más congestión en la conexión, y eso es algo que 5G sabe lidiar mejor que WiFi, al menos sobre el papel.

También tenemos que entender que los dispositivos conectados no van a ser tan estáticos como ahora, van a entrar y salir de casa, en definitiva, moverse con nosotros. Necesitas una conectividad global que rompa con las paredes y zonas de conectividad limitada.

Ahora mismo el coste de la implantación 5G es muy alto, pero acabará bajando y siendo una alternativa muy extendida para el gran público. Otro asunto son la creación de redes privadas 5G donde es posible que se utilicen rangos de espectro reservados.

No lo creemos, Wi-Fi y 5G están obligadas a convivir

photo-1496545087308-51ec893e6bbc (1)

Otros analistas, sin embargo, aseguran que 5G y Wi-Fi - a través de fibra o ADSL - van a convivir muchos años en entornos domésticos y profesionales. Como ocurrió con 3G o 4G, la nueva conectividad será complementaria.

Donde sí parece que el Wi-Fi va a perder sentido es en el territorio de las zonas Wi-Fi públicas. 5G será apropiado para cubrir zonas muy amplias con altas velocidades, pero no parece lo ideal para aplicaciones empresariales.

Wi-Fi 6 y 5G son bastante parecidos en prestaciones, siempre que no hablemos de cubrir zonas muy extensas; pero en velocidad, latencia o densidad de equipos están en números parecidos. Siendo más barata la instalación de esta versión Wi-Fi más moderna.

Por último tenemos el consumo de datos. Un usuario normal puede consumir fácilmente más de 100GB de datos al mes con la conexión de casa, por mucho que mejoren las tarifas de datos, nos parecen cantidades muy grandes para el 5G.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!